Los carros medicos ayudan a mejorar la gestión y administración del medicamento al permitir a los médicos almacenar de forma segura los medicamentos, y a la vez contar con la información y documentación que necesitan fácilmente a lo largo del camino.